miércoles, 16 de noviembre de 2011

DE LA PRUEBA

FORMA DE PROBAR LA EXISTENCIA DE LA UNIÓN MARITAL DE HECHO

a) Con la inscripción del compañero o compañera permanente en los registros de las cajas de compensación familiar o de instituciones de seguridad social.
b) Con el registro de nacimiento de los hijos habidos por la pareja.
c) Con la inscripción notarial en el libro de varios.
d) a partir de la expedición de la Ley 640 de 2001, que reglamentó la audiencia de conciliación como requisito de procedibilidad para algunos procesos, permitió que en ella los compañeros permanentes la reconocieran, con plenos efectos jurídicos (art.31)

LA PRUEBA DE LA UNIÓN MARITAL DE HECHO

Del contenido del artículo 4 de la Ley 54 de 1990 podemos decir, que el legislador estatuyó prueba solemne de la Unión Marital de Hecho, la sentencia pronunciada por el Juez de Familia o Promiscuo de Familia en primera instancia.

Podemos decir sobre este punto, que con la expedición de la Ley 962 de julio 8 de 2005, artículo 37, se le dio competencia a los notarios para la constitución, disolución y liquidación de las sociedades patrimoniales de compañeros permanentes.


CAUSALES QUE DETERMINAN LA DISOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD PATRIMONIAL ENTRE COMPAÑEROS PERMANENTES

Reconocida la existencia de la sociedad de hecho entre compañeros, cualquiera de ellos, o sus herederos, puede impetrar su liquidación como consecuencia de la terminación de la Unión Marital de Hecho. Por ello el artículo 5 de la Ley 50 de 1990 enumera las causales que determina la disolución de la sociedad patrimonial entre compañeros permanentes, estas son:
1.- Por la muerte de uno o ambos compañeros permanentes.
2.- Por el matrimonio de uno de ellos, o de ambos, con persona distinta de quienes forman parte de la sociedad marital de hecho.
3.- Por mutuo consentimiento elevado a escritura pública.
4.- Por sentencia judicial que reconozca la existencia o finalización de la Unión Marital de Hecho. Es obvio que cuando ha desaparecido la ayuda y el socorro mutuo, la convivencia o comunidad de vida de los compañeros, el juez al establecerlo, dispondrá la liquidación de la sociedad patrimonial constituida hasta entonces.

DE LA PRESCRIPCIÓN

las acciones para obtener la disolución y liquidación de la sociedad patrimonial entre compañeros permanentes, prescribe en un (1) año, a partir de la separación física y definitiva de los compañeros, del matrimonio con terceros o de la muerte de uno o de ambos compañeros.

7 comentarios:

  1. Para tratadistas como el profesor Pedro Lafont Pianneta, para la comprobación de la existencia de la sociedad patrimonial marital, es absolutamente necesario la sentencia judicial, que es el acto que le da certeza; excepcionalmente esta no se requiere en el caso en que los compañeros, antes de la iniciación de la unión hayan celebrado capitulaciones maritales, evento en el cual estas regulan íntegramente los efectos de orden económico siempre y cuando en las capitulaciones no exista controversia alguna, de lo contrario habrá de acudirse a la declaración judicial pertinente. Siempre y cuando dicho reconocimiento o aceptación, hecha por los interesados, si bien no le da plena certeza jurídica a al existencia de dicha sociedad, puede ser importante, porque tal aceptación además de ser una confesión documental contendría una presunción de causa y ello traería como consecuencia el que correspondería a los demás interesados impugnarla.

    El anterior criterio no es compartido por algunos tratadistas como Valencia Zea, que sostienen que el único medio de prueba para la existencia de la sociedad patrimonial marital es la sentencia judicial.

    Por lo que se puede decir que resulta indispensable para que adquiera certeza y eficacia jurídica la sociedad patrimonial marital, que esta sea declarada judicialmente mediante sentencia.

    La exigencia se encuentra consagrada en el encabezamiento del Art. 2 de la ley 54/90 cuando preceptua que “se presume sociedad patrimonial entre compañeros permanentes y hay lugar a declararla judicialmente en cualquiera de los siguientes casos...”

    La decisión judicial no tiene una naturaleza constitutiva sino declarativa, esto porque la declaración le da certeza jurídica a la sociedad patrimonial, ello obedece a que la certeza jurídica mencionada no es requisito esencial para la existencia sino para la seguridad jurídica.

    Antes de la declaración mediante sentencia judicial la sociedad patrimonial tiene existencia por si misma desde el momento en que se reúnan las condiciones prescritas para ello, aun cuando no haya sido declarada judicialmente y por lo tanto, también carezca de la referida certeza jurídica. Luego se tratara de una sociedad existente pero incierta ante el derecho y por lo tanto sin los efectos jurídicos que le otorga.

    De allí que con la sentencia no nazca la sociedad patrimonial como tal, pero si se adquiere certeza y seguridad jurídica con ella. Por lo tanto dicha decisión judicial le otorga certeza pero declarativamente.

    ResponderEliminar
  2. Otros aspectos de la prueba en la unión marital de hecho:
    ¿Como se declara la unión marital de hecho en documento?
    R/:Los compañeros permanentes podrán solicitar que se declare la existencia de la unión marital de hecho, mediante: escritura pública ante Notario por mutuo acuerdo, o por acta de conciliación suscrito en centro de o conciliación, también por muto acuerdo legalmente constituido o por sentencia judicial.
    ¿Que documentos debo llevar al centro de conciliación, notario o juez?
    R/:El documento de identificación y los registros civiles de nacimiento de los compañeros permanentes con el fin de verificar la no existencia de un matrimonio y si este existe, se requiere la disolución y liquidación de la sociedad conyugal.
    ¿Que efectos tiene el acta de conciliación por la cual se declara la unión marital de hecho?
    R/:La declaración de la existencia de la unión marital de hecho hace tránsito a cosa juzgada y las obligaciones entre los compañeros permanentes derivadas de la declaración, prestan se pueden demandar mediante proceso ejecutivo.

    Feliz tarde a todos.

    Carlos Andres Perez M.

    ResponderEliminar
  3. La Ley 54 de 1990, por la cual se definen las uniones maritales de hecho y régimen patrimonial entre compañeros permanentes, ha generado grandes
    discusiones entorno al alcance de los derechos reconocidos por dicha ley a los denominados compañeros permanentes. Ya que, el legislador con esta ley
    modifico la primigenia concepción de la familia, que después fue ratificada por el artículo 42 de la Constitución de Colombia de 1933.

    ResponderEliminar
  4. Buenos Dias..
    En mi concepto vemos que hoy en dia. el matrimonio ha pasado de estar en un primer plano, a un segundo ya que en la actualidad vemos como la union marital de hecho ha tomado una gran importancia donde las parsonas acuden con mas frecuencia a esta figuara que a la del matrimonio...
    Ya que practicamente si se reconoce la union marital de hecho esta tiene los mismo derechos y olbigaciones incluso mas que le matrimonio...
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. La unión marital de las personas es una situación casi siempre ostensible y por ende de prueba directa posible, que para quien no le guste la denominación corpus, bien puede asimilarla a la figura de tractatus et fama propios de la posesión notoria del estado civil. El ánimo, como todos los elementos subjetivos, no se puede probar directamente y será necesario recurrir a los indicios, respetando los matices que alcanza este concepto en las diversas manifestaciones culturales existentes en el medio, mientras que el corpus sí es objeto de prueba histórica ordinaria.

    M

    ResponderEliminar
  6. La prueba de existencia de la unión marital según la legislación y el Código de Procedimiento Civil es libre y se demuestra por cualquiera de los medios probatorios consagrados en nuestro Estatuto procedimental, sin embargo, muchos funcionarios de la Rama Judicial y funcionarios de otras entidades privadas exigen como única prueba de unión marital el documento en donde esté contenida la sentencia del Juez de Familia; situación que desconoce la naturaleza de la unión marital que ya es reconocida como toda una institución Colombia, y que ha logrado ganar un espacio en el escenario social y jurídico del país.

    ResponderEliminar
  7. Del documento “Problemática Probatoria frente al tema de las Uniones Maritales de Hecho”, de Iván Darío Taborda León; cito a continuación uno de los casos (lamentables) en los que la exigencia estricta de la prueba para establecer la situación de los compañeros permanentes; afecta la satisfacción de una necesidad básica, como en el ejemplo presentado a continuación.

    “El derecho a pedir alimentos requiere inmediatez por constituir una necesidad básica para cualquier persona, pero desafortunadamente esa inmediatez no se da cuando un compañero pretende reclamar alimentos del otro (Corte Constitucional, Sentencia C - 016 de 2004), ya que al momento de que el funcionario competente inicia el estudio previo de la demanda para resolver sobre su ad misión, exige y estructura como causal de inadmisión, que se allegue la prueba de calidad de compañero para proceder a emitir auto admisorio, pero la dificultad surge cuando lo único que se exige es la sentencia Judicial, dando a entender un asunto que nos parece preocupante como quiera que con dicho pronunciamiento se está exigiendo prácticamente al titular de este importantísimo derecho a que agote de manera previa un proceso declarativo para luego proceder a legitimarse en la causa en proceso de alimentos, lo que consideramos que contraviene de forma grosera la institución de la unión marital y constituye un retroceso práctico ya que al exigir sólo el fallo judicial como prueba idónea y como anexo obligatorio, de nada sirvieron los pronunciamientos de nuestros altos Tribunales que entendiendo el contexto social en el país reconocieron un status jurídico a las uniones maritales.”

    ResponderEliminar